162

Lejos de los lujos de Hollywood, el actor y su familia se mezclaron con el pueblo y pasaron las fiestas como tres españoles más.

El amor de Antonio Banderas por su mujer Melanie Griffith parece ser tan inmenso como el amor por su tierra. Quizás por ello el actor aprovecha cada oportunidad para estar cerca de sus raíces, y poner en contacto con sus costumbres a Stella, la pequeña hija de la pareja.

Así, la familia Banderas en pleno viajó desde los Estados Unidos, donde luego de mucho trabajo el actor se ganó un lugar en la meca del cine, para pasar las Pascuas en Málaga.

La Televisión española mostró cómo el actor se vistió para la ocasión con capucha y traje que sólo dejaban ver sus ojos, para así participar de las procesiones, mezclándose entre la gente como un fiel más.

Desde un balcón cercano, Stella y Melanie siguieron de cerca la ceremonia católica, orgullosas de Antonio. Esta vez la hermana de la blonda actriz, Tracy, que también vino de Hollywood, se sumó a los festejos, ya que al igual que su hermana se enamoró de un español.

Los Banderas cumplirán el próximo 14 de mayo nueve años juntos que no fueron nada fáciles. Antonio debió lidiar con las recaídas de su mujer, una reconocida adicta a las drogas.

Sin embargo, el amor fue más fuerte y a pesar de los ya constantes rumores
sobre divorcio, la pareja sigue más firme que nunca, demostrando su amor
en plena calle.